Home / obras / Violoncels / Cellos / Violonchelos

Entregas en 24h-72h (Península laborables)

Violoncels - Casals

Violoncels / Cellos / Violonchelos

Grupo de Violonchelos

CASALS, Pau; CASALS, Pablo

Reg.: BC0004

24,00 €
P.V.P. (IVA incluido 4%) Añadir a la cesta

  • Revisión: CASALS ISTOMIN, Marta
  • Formación: Orquesta de cuerda: Sin solista.
  • Géneros: Clásica / contemporánea: Cámara.
    Música folclórica / Popular: Sardanas.
  • Idioma del comentario: Català/English/Castellano
  • Soporte: Partitura
  • Nivel de dificultad: Medio
  • Época: 2ª mitad S. XX - XXI
  • Editorial: Editorial Boileau
  • Colección: Pau Casals
  • Nº de páginas: 56
  • Medida: 31,00 x 23,00 cm
  • Duración: 14'40"
  • ISBN: 978-84-8020-905-2
  • ISMN: 979-0-3503-0850-5
  • Disponible en digital: No
  • Disponible en alquiler: No

Una formación como la orquesta de violonchelos es inaudita en la historia de la instrumentación. Es sabido que la organización orquestal surgió de la voluntad de trabajar colectivamente a partir del equilibrio de las partes entre los cuatro instrumentos de cuerda frotada, la familia formada por violín, viola, violonchelo y contrabajo, que ya habían ejercido un papel relevante en las primitivas organizaciones de cámara, tales como el concerto grosso. El posterior incremento de la orquesta a base de los instrumentos de madera y metal buscaba una mejor distribución del juego de colores tímbricos que reclamaban las composiciones para ese tipo de conjuntos, pero en ningún caso se imaginaba una orquesta o conjunto de cámara formado por diversos instrumentos del mismo color.

El siglo XX, con su inquieta investigación sobre nuevas organizaciones sonoras y nuevos efectos tímbricos, exploró muy diversas agrupaciones, tanto sobre instrumentos analógicos como sobre instrumental electroacústico. La formación más próxima a la orquesta de violonchelos es el conjunto de saxofones, formado por siete miembros de esa familia (sopranino, soprano, alto, tenor, barítono, bajo y contrabajo) que, en este caso, permiten ciertas variedades de tesitura y diapasón sobre la base de una sonoridad fabricada por el mismo sistema de vibración de columna de aire.

La orquesta de violonchelos es, por lo tanto, una agrupación que resulta del todo original y que se debe vincular estrechamente a la práctica creativa e interpretativa de Pau Casals. Intérprete, compositor y director ya consagrado, ideó, en los años 20 del pasado siglo, la formación de ocho violonchelos, para la que consagró la Sardana para orquesta de violonchelos (ca. 1925). A consecuencia de esa iniciativa, han aparecido algunas otras formaciones similares, generalmente constituidas por grupos de afinidad pedagógica. El trabajo que requieren estas tres piezas para orquesta de violonchelos tiene mucho que ver con el concepto de conjunto orquestal o de cámara en el que hay papeles protagonistas y papeles de apoyo armónico o contrapuntístico, en alguna de las obras más evidentes que en otras.

II.D-2.-Sardana para orquesta de violonchelos

Escrita por Casals probablemente hacia la mitad de la década de 1920, es la única de las tres obras pensada exclusivamente para esa formación instrumental e implica, por tanto, una rica e imaginativa distribución de las partes y el rol de cada uno de los instrumentos. Evidencia el dominio que Casals poseía del instrumento y de sus posibilidades expresivas y discursivas, ofreciendo una obra densa y temáticamente rica.

Se trata de una sardana de concierto con una textura más compleja de lo habitual y que, por tanto, no se sujeta a los tópicos en relación con la organización de curts y llargs que exige el género.

A partir de su tonalidad principal, Do mayor, la Sardana para orquesta de violonchelos se desarrolla con una cierta oscilación tonal, alternando a menudo con Mib Mayor o Re Mayor e introduciendo otras modificaciones cromáticas indeterminadas, como es frecuente en la escritura casalsiana. Resulta característica de esta obra y perfectamente justificable, por otra parte, al tratarse de una sardana, la evocación de algunas de las sonoridades de instrumentos populares como la gralla o el tambor para resaltar la vinculación de la obra con la tradición popular catalana.

II.D-3c.-Sant Martí del Canigó para orquesta de violonchelos

La presente edición ofrece la transcripción para conjunto de violonchelos de Enric Casals sobre el tema de la sardana Sant Martí del Canigó, escrita originariamente para piano por Pau Casals (1943) y que dio también lugar a una versión para orquesta de cámara (1950). Musicalmente está muy lejos de la Sardana para orquesta de violonchelos, dado que es una mera transcripción de los elementos sonoros en cinco partes: violonchelo solista y cuatro voces más. El discurso principal no siempre corre a cargo del violonchelo primero, pero en general el efecto producido es el de solista con acompañamiento, en el que el conjunto refuerza algunas de las ideas y, sobre todo, el volumen de la obra. Obra pensada para formar parte de los bailes, en esta versión destaca más su aspecto concertístico y contemplativo gracias a los subterfugios orquestales.

II.E-7d.-El cant dels ocells para orquesta de violonchelos

Es bien conocido que a lo largo de su vida Pau Casals realizó una labor de divulgación de la canción popular catalana El cant dels ocells, dotándola de una personalidad que no tenía hasta alcanzar el carácter hímnico que ahora tiene en el mundo como emblema utilizado en muchas ocasiones solemnes, singularmente como motivo de meditación colectiva en actos conmemorativos. Como se ha indicado ya en otro volumen de esta colección, Casals escribió su primera versión para violonchelo y piano (1941), probablemente decidido por un dejo de nostalgia en los primeros meses de su exilio francés. También escribió una versión para soprano y coro y otra versión para violonchelo y orquesta de cámara (1942).

La versión para conjunto de violonchelos surge de la necesidad de dotar a esta singular formación de un repertorio apropiado y, como es natural, el desarrollo de la obra sigue los patrones usuales en lo que se refiere a tema y acompañamiento: un violonchelo solista canta el tema mientras el resto se combinan para enriquecer el acompañamiento, doblándose entre ellos y magnificando su sonoridad.

II.D-2.-Sardana para orquesta de violonchelos

II.D-3c.-Sant Martí del Canigó para orquesta de violonchelos

II.E-7d.-El cant dels ocells para orquesta de violonchelos